La nieve

Como no podía ser de otra manera, la gente convive con la nieve como si nada. La ciudad está totalmente preparada. Y los ciudadanos también. En cuando empieza a nevar, empiezan las quitanieves a trabajar. Hay máquinas quitanieve de todos los tamaños: para los trenes, para las carreteras, para las aceras y para los edificios. Las pequeñas son muy divertidas. Parecen un cortacésped que va echando la nieve hacia un lado.

Y cuando se empieza a acumular mucho la nieve, la recogen en camiones y la llevan al río.

La nieve crea un paisaje muy bonito, y tiene un efecto curioso: amortigua el ruido. Se oye menos ruido en la calle, y da una sensación de tranquilidad muy agradable.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *